Mi Tesoro

¿Sabes tú?… La mañana adoro, cuando pienso en la noche

Y veo un tesoro…

Tesoro de talla tamaño humana, que tiene todo

Lo que me agrada…

Contiene fibras de plata y oro, que flotan siempre

¡Sobre el tesoro!…

Fibras que tornan mi cuerpo bronce y lo revisten,

De mil fulgores…

Luego, contiene dos perlas verdes que, a mis pupilas,

Dan brillo verde…

Y dos ornamentos, tibios cimientos, a cada lado de este alhajero,

hacen de mi alma tan fina joya que, cuando ellos en mí se posan,

me integro presto… de cuerpo entero!

Y yo, plasmado en tal cimiento voy adhiriéndome

Al cofre incierto

Que de mi sangre se ha apoderado!

Por eso, entonces… la noche anhelo.

Quiero estar preso en tu cautiverio…

Sueño brillar con tu luz, amada,

Y al fin, saberme como un zafiro,

cuando al brindarme tu primer beso,

¡me estés amando con la mirada!…

Deja una respuesta